Dolce & Gabbana pide disculpas a la sociedad china por polémica sobre racismo

66

El pasado martes 20 de noviembre, la firma italiana Dolce & Gabbana se vio obligada a cancelar un desfile previsto en la ciudad de Shanghái, debido a la polémica provocada por unos vídeos publicitarios, en los que aparece una mujer china intentando comer con dificultad comida italiana con palillos. Estos vídeos fueron considerados racistas y generaron gran disgusto en la comunidad asiática.

La firma Dolce & Gabbana comparte ahora un video donde expresa su arrepentimiento y promete que “no volverá a pasar”.

En el video publicado, de un minuto y medio de duración, Stefano Gabbana y Domenico Dolce piden disculpas y comparecen sentados frente a la cámara para asegurar que “han reflexionado seriamente” y que están “muy impactados por todo lo ocurrido” y el daño que han causado.

“Lo sentimos muchísimo y queremos pedir disculpas a los chinos en todo el mundo”, dicen los modistas en el video de disculpa publicado hoy en Sina Weibo, el equivalente chino a Twitter.

“En nuestra familia nos han enseñado a respetar la diversidad de todas las culturas del mundo, y nos disculpamos si hemos cometido el error de malinterpretar la vuestra”, dice Gabanna hablando en italiano en el video, con subtítulos en inglés y en chino.

Lee también

“La Mona” Jiménez estará en el escenario del Lollapalooza Argentina 2019

“Amamos la cultura china, hemos visitado el país muchas veces”, apostilla el modisto y añade que “nunca” olvidarán la lección.

La crisis no dio hoy muestras de mejorar y sus artículos ya no pueden encontrarse en gigantescas plataformas de compra en línea como las populares Taobao.com, JD.com y Amazon China. Algunos usuarios de Sina Weibo mostraron imágenes de gente tirando los productos de la firma Dolce & Gabbana y a algunos empleados de boutiques retirando artículos.

A pesar de todos los esfuerzos hechos por los famosos diseñadores de la prestigiosa firma Dolce & Gabbana para reparar este agravio ante la sociedad china, aún no hay muestras evidentes de que la polémica será superada.

Por otro lado, el Ministerio de Asuntos Exteriores cuyo portavoz Geng Shuang,respondió a una pregunta de los periodistas y dijo que el incidente “no es un asunto diplomático” y que China “no desearía que escalara a esto”.