Denunciaron a los enviados del Vaticano para investigar el caso del Próvolo

200

Los enviados del papa Francisco para investigar los abusos a menores de edad en el Instituto Próvolo de Mendoza, fueron denunciados por los abogados que defienden la causa de estos jóvenes.

Las razones por las que fueron incluidos en las acusaciones responden al hecho de que los curas Dante Simón y Juan Martínez no colaboran con la justicia y no aportan pruebas sobre los hechos que ocurrían en ese organismo que ayudaba a con problemas auditivos y de habla.

“Ellos comenzaron su propia investigación, pero al cabo de un tiempo no están otorgando la información que necesita el Ministerio Público lo que es una clara intención de encubrir hechos. Informar sobre estos casos y suministrar e intercambiar información es clave un deber de la iglesia”, dijeron los litigantes.

El año pasdo Simón y Martínez llegaron a Argentina para realizar pesquisas de lo sucedido y explicaron que lo haría a través del derecho canónico con el firme objetivo de hacer justicia.

Los fiscales que llevan la cusa Gustavo Stoppiana y el subrogante Flavio D’ Amore pidieron a ambos que llenaran los oficios concernientes a la investigación, pero ellos nunca lo hicieron. “Esto lo entendemos como desobediencia a la autoridad, pero lo que queremos es probar que ellos desean encubrir a estas personas”, explicaron los abogados.

Recordemos que los investigados son los sacerdotes Nicolás Corradi y Horacio Corbacho. Quienes presuntamente están asociados en el abuso de niños en el Próvolo de Mendoza y en el que ya existen 15 imputados.

Algunos de los nombres que destacan son el monagillo Jorge Bordón de 50 años, el jardinero Armando Gómez de 46, José Luis Ojeda de 41 años quien era empleado de la institución, así como la monja Asunción Martínez y cuatro ex directores del Próvolo.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *