área natural protegida

¿Qué cuidados debo tener en un área natural protegida?

1767

Un área natural protegida, tal como es por ejemplo la vasta región que conforma la Península Valdés, es un espacio de enorme riqueza natural. En ella, una gran diversidad de fauna y flora autóctona se desarrollan y conviven en armonía, conformando un complejo y particular ecosistema. 

Si, entonces, vamos a visitar un área natural protegida, es imprescindible que seamos visitantes responsables. De esta manera, estaremos contribuyendo a su conservación, en lugar de interrumpir parte de sus procesos naturales y evolutivos.

¿Qué debo saber si voy a visitar un área natural protegida?

Por supuesto, la regla de oro es producir el mínimo impacto posible sobre el ecosistema en que nos estamos adentrando. Es fundamental entonces, recibir previamente cierta educación ambiental e incorporar algunas recomendaciones específicas a cada área natural protegida.

Nuestras actividades turísticas y recreativas pueden afectar negativamente a la conservación en el tiempo de las áreas naturales protegidas. Si tenemos ciertos cuidados, en cambio, nuestros ecosistemas prevalecerán saludables y las generaciones futuras podrán disfrutar los mismos paisajes que hoy apreciamos nosotros.

Por ejemplo, en el caso de Península Valdés y el mar patagónico, la contaminación plástica es una de las mayores amenazas. Las concentraciones de residuos plásticos alteran los procesos naturales del ecosistema marítimo y la vida de las especies en él presentes.

Las buenas prácticas nos hacen visitantes responsables

Un área natural protegida suele contar con redes de senderos, cuyo respeto es esencial. Esto permite no solo un recorrido ordenado por la región sino que, también, garantiza uno más seguro, tanto para el visitante como para el mismo ecosistema.

Las reservas naturales, asimismo, presentan sistemas de mantenimiento, registro y señalética que guían y contienen al visitante durante la excursión. De hecho, deben adoptar ciertos estándares de seguridad internacionales para facilitar un recorrido seguro a las diferentes categorías de caminantes.

Prestar atención a las señales y respetarlas es, entonces, la segunda regla de oro durante la visita a un área natural protegida. Es por esto que, en primer lugar, es muy importante que nos acerquemos al centro de visitantes. Allí vamos a poder informarnos acerca de la región y las pertinentes recomendaciones de seguridad.

Algunas recomendaciones específicas a tener en cuenta en un área natural protegida

– Si pensás detenerte o permanecer en el lugar, hacelo solo en las zonas habilitadas. Aseguráte, además, de no acudir con ropa, calzado o elementos específicos que puedan producir un impacto.

– Mantener lo más bajo posible el nivel de ruido. No olvides que este es el hogar de especies de fauna nativa y es importante preservarlas de la acción de estímulos extraños.

– En línea con esto último, también es imprescindible mantener la distancia indicada. Está prohibido alimentar, perseguir o interactuar de forma invasiva con las especies que allí viven.

– Lo mismo es pertinente respecto a la flora autóctona y otros recursos naturales. Cualquier acción que pueda dañar los ambientes nativos debe ser evitada, por ejemplo cortar y llevar muestras de una especie vegetal autóctona.

– Finalmente, como en cualquier otro tipo de actividad, todo residuo generado durante el recorrido debe ser guardado y luego depositado en los contenedores habilitados. 

¿Por qué visitar el área natural protegida Península Valdés?

Esta vasta región en la provincia de Chubut, es una de las áreas naturales protegidas más importantes de Argentina. Es considerada, de hecho, Patrimonio Natural de la Humanidad y Reserva de la Biósfera por la UNESCO y se distingue como única en su tipo, dada su riqueza biológica.

Cada año, turistas del mundo entero recorren Península Valdés, participando de las excursiones de avistaje, ascensos a puntos panorámicos y sumándose a las propuestas recreativas de la región.

Empresas especializadas como Punta Ballena ofrecen una variedad de excursiones para conocer y apreciar este gran tesoro natural. Las salidas de avistaje, como los clásicos paseos náuticos y salidas con snorkel son realizados en compañía de guías profesionales, bajo las medidas y normas de seguridad vigentes.

¿Querés hacer una consulta? ¡Te invitamos a contactarte con el equipo de Punta Ballena y reservar hoy mismo tu lugar!

Seguí leyendo: ¿Querés Hacer Snorkel En Puerto Pirámides? ¡Te Contamos Cómo!