¿Cómo funciona la tecnología Li-Fi?

337

Li-Fi es el nombre popular de una tecnología de comunicaciones ópticas que lleva investigándose más de 100 años y que consiste en transmitir datos a frecuencias de entre 400 y 800 THz (es decir, en el espectro visible de los humanos) en espacio abierto.

Los teléfonos actuales son potentes centros de comunicaciones que se conectan de múltiples formas con Internet a través de tecnologías como 3G, 4G o WiFi. Sin embargo, hay ocasiones en las que estos sistemas se saturan fácilmente y vendría bien poder contar un sistema complementario o incluso más personal.

La tecnología Li-Fi pretende ser capaz de transmitir información con elementos de iluminación convencionales (bombillas LED) al mismo tiempo que se ilumina una estancia, y añadiendo únicamente unos pocos elementos a las bombillas actuales.

¿Para qué se pueden usar estas comunicaciones Li-Fi?

Pues principalmente para transmitir datos de alta velocidad. Una de sus ventajas es que no satura la parte del espectro usado actualmente por otros sistemas como WiFi en sus diferentes versiones, ya que usa luz visible.

Además permite un mayor control sobre a quién están llegando los datos en cada momento y redes de corto alcance más seguras.

También se puede usar para transmitir grandes volúmenes de datos entre equipos o a dispositivos multimedia. Por ejemplo, podemos enviar un video del teléfono a un televisor de forma rápida o copiarlo a un disco duro de red sólo con apuntar teléfono a la tele o al disco duro durante unos segundos, como ahora hacemos con el control para cambiar de canal (que por cierto también usa una variante de “Li-Fi” basada en infrarrojos).

Sin embargo, no todo son ventajas. El principal inconveniente de la tecnología es su reducido alcance, que de momento se sitúa en unos pocos metros (típicamente unos 10) y que la cobertura se corta cuando un objeto se interpone en el haz de luz. 




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *