Carmen Barbieri declaró que “Santiago Bal está muy débil”

69

Santiago Bal, expareja de Carmen Barbieri, se convirtió en la figura que despierta gran interés y preocupación en el mundo del espectáculo.

El por qué de la penosa situación tiene que ver con el estado crítico que atraviesa, ya que, en los últimos meses, fue internado en distintas ocasiones y ahora su salud empeoró. Además, la semana pasada, se desmayó tres veces y la angustia se apoderó de los familiares y fans del artista.

En esta ocasión, una mujer que se destacó y se mostró inquebrantable fue Carmen Barbieri, expareja de Santiago y madre de Federico Bal.

Ante la penosa situación, la capocómica dio la cara y se atrevió a dar detalles del protagonista de “Nuevamente juntos, un amor de revista”.

“Santiago está muy débil, necesita la asistencia de una máscara de oxígeno. Ayer se quejó porque le colocaron la máscara más grande, más potente, se sentía incómodo y de mal humor”, dijo en diálogo con “Intrusos”.

“Él no puede hablar, no tiene fuerzas porque no tiene el suficiente oxígeno como para hablar de corrido. Hoy amaneció mejor y le pudieron poner otra mascarilla más chiquita y liviana. No come casi nada”, comentó.

Está con suero, antibióticos por su problema bronquial, que los doctores no se arriesgan a decir si es neumonía”, le manifestó Carmen a Jorge Rial, conductor del ciclo de espectáculos.

Vea también: Mirtha Legrand tuvo un fuerte cruce con Emilia Attias

“Está tan débil que un resfrío lo mata”, explicó Carmen Barbieri sobre la salud de Bal

Barbieri explicó por qué Bal entra constantemente a terapia intensiva de la clínica: “Cuando le dan el alta de acá es para que no se contagie con otra cosa. Porque está tan débil que un resfrío lo mata y es preferible que esté en la casa”, remarcó.

Está cansado, de mal humor y triste. Solo hace gestos y mi asistente es la única que lo entiende. Yo lo veo muy débil”. De igual forma se mostró conmovida, y explicó: “No quiere recibir más visitas. Solo quiere ver a Fede, a Coco que es su hermano, a su hijo Mariano, a Penca que es mi mano derecha, y a mí. Y nadie más. Julieta no fue a verlo” lanzó la exparticipante del Bailando

A su vez, continuó: “Me agarró la mano y se puso a llorar como un nene, y me partió el corazón. Se ve en terapia, quiere irse y sabe que no puede. No se puede levantar ni caminar”.