Campo del Cielo, campo de meteoritos

368

Campo del Cielo es un área de 1.350 km2 donde hace 4.000 años cayó una lluvia de meteoritos. Está justo en el límite con Santiago del Estero y a 15 km de la localidad de Gancedo.

Los qom piensan que son gotas de sudor del sol; los wichi afirman que son pedazos de la luna que arrancaron los jaguares a zarpazos. El científico norteamericano William Cassidy, que investigó la zona a finales de los 60 con apoyo de la NASA, fue quien descubrió el meteorito El Chaco, de unas 28 toneladas, que fue -hasta el año pasado cuando se descubrió el Gancedo de 30 toneladas- el segundo más grande del mundo después del Hoba que está en Namibia y pesa 60 toneladas.

El impacto dejó al menos 26 cráteres dentro en el Campo del Cielo –un área de 3 kilómetros de ancho y 18,5 kilómetros de largo-. Se estima que estas rocas golpearon la superficie de la Tierra a unos 14.400 kilómetros por hora.

Antes de entrar en la atmósfera, el asteroide, probablemente, pesaba unas 600 toneladas. La mitad de masa se quemó a su entrada y las restantes 300 toneladas impactaron en la tierra en varios sitios. Cerca de 100 toneladas de meteoritos se han recuperado de Campo del Cielo hasta ahora.

Un intento de robó potenció el lugar

En 1990, el famoso cazameteoritos de Arizona, Robert A. Haag, viajó a la Argentina para comprarlo, participando del intento de robo en asociación con empresarios locales. La maniobra fue detenida por la policía y el meteorito fue devuelto a su sitio.

Paradójicamente, este hecho dio notoriedad al Campo de Cielo: se sancionaron leyes que protegen a los meteoritos, se creó el Parque Piguem N’Onaxa en 2005 y desde ese mismo año se realiza en Gancedo la Fiesta Nacional del Meteorito. Hay en el lugar un centro de interpretación donde se exhiben algunos meteoritos y se proyecta un documental en 3D.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *