Cámara Federal concedió prisión domiciliaria Gerardo Ferreyra

183

La Cámara Federal porteña concedió la prisión domiciliaria al empresario de Electroingeniería, Gerardo Ferreyra. Este se encontraba detenido en el penal de Ezeiza en el marco de la causa de los cuadernos. La justicia procesa a Ferreyra por el pago de coimas a funcionarios del Gobierno anterior.

De igual forma, la defensa solicitó la excarcelación de Ferreyra argumentando problemas de salud. “Este estado de situación, si bien debe ser corroborado por el Cuerpo Médico Forense -pericia pendiente de producción-, amerita adoptar una decisión inmediata con el fin de evitar que se produzca una afectación irreparable a los derechos fundamentales del imputado”, expresa el fallo de los jueces.

“Consideramos razonable ante las particularidades descritas, imponer al causante una morigeración de su estado de detención, bajo una modalidad de restricción de menor entidad, como lo es el arresto domiciliario, fundado en razones humanitarias, pero adoptándose estrictas medidas de seguridad”, agregaron.

Vea también: María Eugenia Vidal irá por la reelección con Juntos por el Cambio

Gerardo Ferreyra negó las acusaciones de soborno en su contra

El empresario se encuentra detenido desde agosto del año pasado y fue uno de los pocos procesados que decidió no declarar bajo la figura del testo arrepentido. Según explicó, el hombre negó que realizara sobornos para obtener un beneficio a cambio, sino que realizaba aportes al partido político por su “formación y valores”.

“Comencé a hacer aportes dinerarios, con mis recursos, sin implicar a la compañía y sin que proviniesen de un sobreprecio de la obra pública. Ello fue así por mi formación y valores. Algo que es antagónico a dar un sobreprecio y sacárselo a la educación, la salud y la inversión del Estado”, manifestó Ferreya según consigna NA.

Igualmente, el empresario de Electroingeniería se encuentra procesado en otros expedientes que se relacionan con la causa de los cuadernos. Puntualmente, en los últimos días se lo involucró en la investigación por la presunta cartelización de la obra pública, por el supuesto pago de sobornos a funcionarios.