Cacao: Posible aliado para tratamiento contra la diabetes

338

Un reciente estudio publicado en el Journal of Nutritional Bioquímica, reveló que un compuesto del cacao añadido en una dieta rica en grasas, consiguió disminuir el grado de obesidad en animales, así como les ayudó a aumentar su capacidad para “combatir” el exceso de glucosa en su sangre.

Al parecer, los compuestos dentro del cacao lograron que sus cuerpos “liberaran” insulina para normalizar el nivel de glucosa en su sangre, lo que daría pie a un nuevo y futuro tratamiento para quienes padecen de diabetes. Recordamos que esta enfermedad no permite que el cuerpo produzca insulina de forma natural, o bien no logre procesar correctamente los niveles de azúcar en la sangre, tal y cómo debería.

“Encontramos que las células beta funcionan mejor y se mantienen más fuertes con una mayor presencia de monómeros de epicatequina, compuestos que se encuentran naturalmente en el cacao. No obstante, en lugar de pensar en abastecerse de barras de chocolate ricas en azúcar, creemos que se necesita buscar la forma de sacar ese compuesto del cacao, hacer más de él y luego usarlo como tratamiento potencial para los pacientes con diabetes” explicaron los investigadores.

También indicaron que para el experimento se adicionó los monómeros de epicatequina a una dieta rica en grasas dirigida a un grupo de animales. Estos compuestos disminuyeron el grado de obesidad de las especies, y los ayudó a “lidiar” con la glucosa de su sangre. Otro dato interesante fue que estos incrementaron la capacidad de sus “células beta”, para secretar insulina en su sistema.

“Entendimos que con los monómeros de epicatequina se proteger las células, y eso aumenta su capacidad para lidiar con el estrés oxidativo. Los monómeros de epicatequina están haciendo las mitocondrias en las células beta más fuertes, lo que produce más ATP (Fuente de energía de una célula), resultando en más insulina que se está liberando”, dijo Jeffery Tessem, uno de los investigadores y profesor asistente de la Universidad Brigham Young en los Estados Unidos.

Por otro lado, Andrew Neilson, profesor de la Universidad de Virginia, destacó que debido a tales resultados del estudio, “estaríamos más cerca a usar estos compuestos de forma efectiva en alimentos o suplementos, para mantener un control normal de glucosa en la sangre e incluso retrasar o prevenir el inicio de la diabetes tipo 2”.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *