Brussino pasó a las filas del Atlanta Hawks

230

El joven basquetbolista argentino, Nicolás Brussino, fue convocado a las filas del Atlanta Hawks de la NBA, luego de que los Dallas Mavericks cortaran el pasado 20 de julio el contrato -por tres años- que mantenían con el escolta desde el 2016.

Pese a la situación, el santafecino no siente rencores con la selección tejana. Por el contrario, ve con buenos ojos su nueva incorporación al Atlanta, que lo recibió con los brazos abiertos y le deseó con ello una temporada plagada de éxitos.

“No me esperaba la salida porque sé que las cosas las hice bien. Pero son eventos que se ven en el básquet. Son negocios y estamos preparados para eso. No fue linda la salida de Dallas, pero gracias a Dios apareció Atlanta y salvó el contrato”, dijo el oriundo de Cañada de Gómez.

Explicó que dentro de los Hawks no siente tener algo “asegurado”, por lo que deberá ganarse sus minutos en cancha, seguir entrenando fuerte y mostrar “su juego” como sólo él conoce.

“Cuando esté allá voy a ver qué me depara el futuro, pero la idea es sumar más minutos que en Dallas. El primer año cuando vine a Estados Unidos, supuestamente iba a jugar en la D-League y no en la NBA. Fui superando mis expectativas y las de ellos. Estuve en 80 juegos y participé en 52. Nunca percibí algún indicio para no seguir”, indicó el escolta.

Confesó haberse adaptado a esa nueva experiencia lejos de casa, que bien valió la pena para lo que fue su debut -por todo lo alto- en la NBA. “Fue mi primera experiencia fuera del país. Me costó, primero por el idioma y después porque fui sólo. Me ayudó que durante la temporada entrené, jugué y viajé mucho, y en esa vorágine no me detuve tanto a pensar en la adaptación. Eso hizo que sea más fácil o más natural”, destacó.

Ahora, tanto él como Emmanuel Ginóbili son los únicos representantes argentinos en toda la liga norteamericana. Sin embargo, esto no genera presión en Brussino cuando mantiene una meta común: Seguir disfrutando de su aventura en la NBA.

“Sinceramente no me presiono por lo que vivo: Yo juego al básquet y es lo que me gusta. Hoy me toca acá en la NBA, pero no hay presión. No hablo mucho con Manu (Ginóbili). Cuando jugamos Dallas-San Antonio hace unos meses hablamos un poco de todo. Son consejos que me da el mejor de todos y trato de aprovecharlos siempre”, relataba Brussino.

Como recomendación a la generación de relevo que como él desea una oportunidad en la mejor liga del mundo, acotó que debe “mostrar una actitud de crecimiento e ir hacia adelante. Mostrar hábitos que hay que tener en un nivel alto de competencia, pero estar muy bien encaminados”. “Los más grandes dejaron la vara muy alta y también un fuerte legado. Hay que tratar de seguir ese legado y hacer un camino propio también, porque somos distintas personas y una generación muy diferente”, finalizó.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *