Brittni de la Mora: de estrella porno a predicadora del evangelio

71

La exactriz porno, Brittni de la Mora, dejó sus ganancias en el mundo de la pornografía, que ascendían a unos US $ 30 mil al  mes, para predicarse al evangelio en la iglesia Cornerstone de San Diego, junto a su esposo el pastor Richard de la Mora.

Brittni de la Mora apareció en más de 300 videos porno, sin embargo, explicó que durante ese tiempo ella estaba luchando con sus adicciones.

Cuenta que se inició en el mundo porno la primera noche que asistió a un club de striptease, donde se emborrachó y terminó bailando en el escenario.

“Cuando mi amigo dijo que iban a ir a un club, fui con ellos y terminé emborrachándome, esa fue mi primera experiencia en un club de striptease. Me pusieron en el escenario esa noche.”

Brittni de la Mora comenzó a desnudarse para pagar la universidad y fue reclutada por dos productores de pornografía que le dijeron hacían “películas románticas”.

“Fui ingenua pero no tanto, sabía que estaban hablando de películas porno. Me aceptaron  para que fuera representada por una agencia de primer nivel  y cambié para convertirme en una estrella porno de tiempo completo. Abandoné la universidad”, expresó.

Lee también:

Confirmada la ruptura de Nacho Viale y Lucía Pedraza

Meses después, Brittni de la Mora se contagió de una enfermedad venérea  y  le comenzó a disgustar el trabajo que estaba haciendo. Aunado a esto, uno de los directores de las cintas en las que trabajaba, le dijo que estaba gorda y que necesitaba perder peso, en ese tiempo ella pesaba aproximadamente 47 kilos.

Desesperada, preguntó a una modelo muy delgada qué hacía para permanecer así, a lo que la modelo le contestó que consumía cocaína. Brittni de la Mora la probó y siguió consumiendo.

“Tenía más energía, podía realizar las escenas y ni siquiera pensar en las consecuencias, me estaba dando esta falsa sensación de felicidad, pensé que era feliz mientras lo hacía, pero en el momento en que se iba el efecto de las drogas ya no era feliz, así que tenía que inhalar otra línea”, relató.

Sus adicciones y  su estilo de vida la llevaron a recurrentes pensamientos suicidas. Un día entendió que necesitaba ayuda, así que llamó a su abuela quien la llevó a su casa en San Diego.

La exactriz porno comenzó a ir a la iglesia por consejo de su abuela, empezando así el largo camino para dejar las drogas y comenzar una nueva vida, abandonando la industria del sexo en 2012.

En la iglesia Cornerstone, a la que ella asistía, predicaba el pastor Richard de la Mora. En el transcurso de año se enamoraron, contrayendo nupcias el 2016 y ahora dirigen el ministerio de jóvenes adultos en la misma iglesia.