Blat: Perro detector de cáncer del pulmón en pacientes

409

“Blat”, un perro de raza mixta entre labrador y pitbull, es la pieza clave de un proyecto de investigación que lleva a cabo el Hospital Clínic de Barcelona, España, con el cual se logra determinar si un paciente tiene o no cáncer, luego de olfatear varias muestras de aliento.

La doctora Ángela Guirao, quien presta sus servicios en el área de cirugía torácica del Instituto Clínico Respiratorio (ICR), reveló que “Blat tiene el don” de detectar si un paciente padece de cáncer de pulmón en su etapa inicial, olfateando tejidos impregnados con el aliento de esas personas en estudio, acertando un 98% de las veces.

Ingrid Ramon, dueña de “Blat” y especialista en perros de asistencia y detección, explicó que su animal fue entrenado para encontrar un olor específico a cambio de recibir un suculento premio por su esfuerzo.

“Por lo general se colocan cinco o seis cajas de madera en fila, y cada una de ellas contiene en su interior un tubo de ensayo con una muestra de aliento de un paciente. Las muestras se ubican de forma aleatoria, según el resultado que genere un dado. Afuera de la sala, el perro aguarda mientras se ordenan las cajas, así que al entrar comienza a oler una por una, y las que considere que son cancerígenas las señalará sentándose justo frente de ella. Si acierta, le damos un premio”, dijo Ramon.

La doctora Guirao agregó que la diferencia entre un paciente sano y uno que padece la enfermedad, es el olor característico procedente del catabolismo celular, por el que “Blat” ha sido entrenado para detectar con precisión.

Por cuanto, la idea general de esta investigación es diferenciar dichos compuestos que son únicos en pacientes con cáncer de pulmón, pues al hacerlo se podría desarrollar un método de diagnóstico precoz eficaz, debido a que esta enfermedad siempre es detectada -en su mayoría- cuando ya se encuentra en un estado muy avanzado como para que se pueda revertir el proceso.

A la fecha, “Blat” ha olido más de 1.500 muestras de aliento para la investigación, que continúa en su etapa inicial. El grupo de científicos debe continuar haciendo más pruebas para validar los resultados que impulsen la siguiente fase del proyecto. Como dato curioso se conoció que también se encuentran trabajando con otros perros que detectan enfermedades como diabetes y autismo.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *