Biopsia líquida: Aliada en tratamientos anticancerígenos

265

Cinco mililitros de sangre serán suficientes para observar la progresión que cumplen las células cancerígenas en el cuerpo humano, a través de un procedimiento llamado biopsia líquida. Éste método, al parecer, detecta la evolución de cualquier tratamiento médico en pacientes con cáncer y de si hay resistencia al mismo, incluso antes de que surjan los síntomas o alteraciones.

Isabela Werneck, directora del departamento de patología molecular aplicada y diagnóstico clínico del A.C Camargo Cancer Centre de Brasil, detalló que la biopsia líquida puede ser tomada como una herramienta, con la cual se lograría localizar algún DNA alterado dentro de una muestra sanguínea que indique la presencia de tumores en el organismo.

“Con la biopsia líquida tenemos una mayor información molecular. Con ella podemos saber más sobre las alteraciones que presenten nuestros pacientes, a medida en que combatimos la enfermedad”, dijo Werneck mientras participaba en el foro Roche Press Day celebrado este mes en Buenos Aires, donde varios expertos de la región intercambiaron experiencias y difundieron algunos avances en el control de enfermedades, específicamente sobre el cáncer.

Destacó que este tipo de biopsia no pretende dejar de lado a la biopsia de tejido, que para la fecha sigue usándose en la fase diagnóstico de esa terrible enfermedad. Recordó que con ella, se evalúan características físicas en tejidos de los tumores, lo que les brinda una mayor información del tipo y grado del tumor en estudio.

Aprovechó para resaltar que la biopsia líquida será usada cuando no haya tejido para analizar, por ejemplo en casos de metástasis en el cerebro. ” Si con estos análisis se detecta una segunda mutación que comienza a aparecer, podemos recetar otra droga para atacarla. La idea es que el paciente viva mucho más y con mayor calidad de vida, sin necesidad de internarse para recibir la medicación y es mucho más eficaz”, acotó.

A propósito del número de personas fallecidas por cáncer, en suelo latinoamericano y del caribe, el Instituto Nacional de Cáncer de Estados Unidos maneja unas 74.602 personas por cáncer de pulmón, 43.200 ciudadanos por cáncer de mama y 31.200 por cáncer de hígado, lo que lo mantiene como la segunda causa de muerte en nuestra región.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *