Aspirina no estaría contraindicada en pacientes con problemas cardíacos

248

Antes se planteaba que la aspirina podía no ser segura para pacientes con insuficiencia cardíaca, pero eso es cosa del pasado, pues un estudio realizado por profesionales del Centro Médico Presbiteriano de Nueva York y de la Universidad de Columbia (EEUU), determinó que dicho medicamento no posee relación alguna con hospitalizaciones ni muertes súbitas.

La investigación se realizó con más de 2000 pacientes que sufren insuficiencia cardíaca. De ese grupo, aquellos que confesaron tomarse una aspirina diaria no presentaron mayor riesgo de ser hospitalizados en un futuro cercano o incluso de morir por su afección crónica.

En teoría, la aspirina está contraindicada para este tipo de pacientes, debido a que su fórmula interfiere con los fármacos usados para el tratamiento de la insuficiencia cardíaca, de acuerdo a la declaración del doctor Shunichi Homma, investigador líder del mencionado estudio.

“Sabemos de dos estudios anteriores que vincularon el uso de la aspirina a un riesgo mayor en la complicación de esta enfermedad. Esta nueva investigación comparó a la aspirina con la Warfarina -un anticoagulante- por un mayor y largo plazo, es decir 10 años, haciéndole seguimiento a pacientes de 168 centros médicos en 11 países del mundo”, relató Homma.

Agregó que esto debería “calmar el temor que se tiene hacia la aspirina”, porque demostró no ser nociva para los pacientes. Los resultados fueron expuestos en la edición en línea de la revista JACC: Heart Failure, con fecha del 31 de julio.

Por otro lado, el doctor Christopher O’Connor, cardiólogo y editor jefe de esta revista, dijo sentir alivio por la reciente investigación, al tiempo que manifestó creer en que los resultados tienen “implicaciones inmediatas” para la atención de la insuficiencia cardiaca.

“Sabemos que con frecuencia, la insuficiencia cardiaca es provocada por daños en el músculo cardiaco, por un ataque o por la enfermedad de la arteria coronaria. Y en general, los pacientes deben tomar aspirina para limitar el riesgo de un primer ataque cardiaco o uno repetido. Para este estudio, los pacientes tomaron 325 miligramos de aspirina al día, y no hubo una diferencia estadística entre los dos grupos respecto al riesgo de complicaciones de su insuficiencia”, señaló O’Connor.

Finalizó afirmando que “los pacientes del corazón, y en general los adultos mayores, con frecuencia toman muchos fármacos recetados en cualquier momento dado, así pues debe dársele importancia al estudio de las potenciales interacciones entre medicamentos, para asegurarse de estar haciendo lo correcto por su salud”.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *