Argentinismos aceptados por la Real Academia Española

597

En el 2014 se presentó la edición número 23 de la Real Academia Española (RAE), en la que se incorporaron 5 mil usos nuevos de palabras utilizadas en todos los países hispanohablantes.

Entre estas se encuentran 10 argentinismos que anteriormente no eran aceptados.

  • Bufarrón: Dicho de un hombre: Que sodomiza a otro.
  • Gatillo fácil (acepción): Propensión, por parte de quien habitualmente porta armas, a disparar sin que exista causa que justifique la acción.
  • Amague: Indicio o señal de algo que finalmente no llega a suceder.
  • Amigovio: Persona que mantiene con otra una relación de menor compromiso formal que un noviazgo.
  • Cacerolear: Hacer una cacerolada.
  • Cuartirolo: Variedad de queso blando y cremoso, de origen italiano.
  • Fernet: Licor amargo preparado a base de hierbas.
  • Chatita: Sandalia o zapato sin tacón.
  • Faulear: En algunos deportes como el fútbol, cometer una infracción sobre un jugador contrario.
  • Desprolijo: Descuidado o sin esmero.

Otras palabras que fueron incorporadas en el diccionario son “tanguear”, “DNI”, “despelote” y “rotisería”.

Para determinar la incorporación de las palabras en el diccionario de la RAE, los filólogos de la academia realizan unos estudios basados en el origen y uso de las mismas para posteriormente llevar a cabo una votación y un escrutinio mediante el cual se toman las decisiones finales.

Con estos cambios el número de palabras procedentes de América, que era de 28.000, se duplicó con respecto a la edición anterior, que se había publicado en el año 2001.

En esta nueva edición también figuran términos de las nuevas tecnologías, como ADSL, GPS, led, conectividad, plotear, tableta e hipertextual.

Incluso la RAE, respondiendo a los vertiginosos cambios sociales, pondrá entre sus páginas “pilates”, un ejercicio cada vez más popular a nivel mundial y el término “monoparental”, para definir familias en las que hay un solo padre (una situación cada vez más común también alrededor del mundo).




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *