Ahora en Tucumán: la tirolesa más larga del país

189

En medio de la naturaleza de la que es parte el cerro San Javier -un escenario ideal para las actividades de turismo aventura muy cerca de San Miguel de Tucumán- quedó inaugurada esta semana la tirolesa Imanay. Con 500 metros de largo resulta la más larga de Argentina.

El nuevo atractivo turístico fue inaugurado con un acto en el que participaron cerca de mil turistas que, lógicamente, disfrutaron de esta novedosa propuesta.

La tirolesa se encuentra en las espaldas del monumento al Cristo Bendicente, obra del escultor tucumano Juan Carlos Iramain. En su descenso desde la cumbre atraviesa una ruta provincial para luego terminar detrás de la sede comunal de San Javier, una villa a 24 kilómetros de la capital provincial.

Se espera llegada de mayor cantidad de turistas 

La práctica de esta actividad, que produce mucha adrenalina, se ha popularizado en el país y en el mundo entero. Por esta razón, con esta nueva atracción se espera que crezca el turismo nacional e internacional en Tucumán.

Muchas personas lo hacen sólo por hobby o diversión, pero para otros, más comprometidos, es un deporte extremo: el dosel o canopy.

El canopy fue inventado en Sarapiquí, Costa Rica por el biólogo estadounidense Donald Perry con el objetivo de estudiar el bosque tropical. Dieciocho años después, un emprendedor canadiense, Darren Hreniuk inauguró el primer dosel público en Monteverde y patentó la tecnología.

La tensión es importante para que el cable no quede curvado hacia abajo, lo que perjudicaría la propia carrera en movimiento y puede detenerlo antes de llegar al otro lado. Por ello, se debe tener cuidado de usar la tensión de carga correcta, dependiendo del tamaño de la tirolesa.

Por la naturaleza de la misma actividad, las tirolesas se construyen bajo las más estrictas normas de seguridad, para que los practicantes se sientan cómodos y seguros.

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *