nueva york

Accidente en Nueva York: Expertos dudan de la hipótesis del piloto

173

Richard Vance es el único sobreviviente del helicóptero que cayó en Nueva York. Expertos cuestionan su versión

Richard Vance, el piloto del helicóptero que el domingo se precipitó en el East River de Nueva York, señaló a los investigadores que parte del equipaje o un extremo suelto del arnés de uno de los pasajeros cortó el combustible de la nave al accionar un interruptor por accidente. Sin embargo, hay expertos que dudan de esa hipótesis.

Un experto en aeronáutica dijo al diario estadounidense The Post que esa teoría es inverosímil. Así lo sostiene porque ese interruptor, que está en el piso junto al asiento del piloto, necesita ser levantado y tirado hacia atrás para activarse y normalmente tiene un cable de seguridad.

El abogado especialista en aviación Gary C. Robb dijo que según su experiencia es que el piloto haya activado el interruptor equivocado, y eso a veces pasa.

Expertos investigan

Recordemos que en ese helicóptero iban cinco pasajeros, entre ellos la turista argentina Carla Vallejos Blanco de 28 años. La nave cayó a ese río de Manhattan a las 7.08 de la tarde del domingo. Vance, de 33 años, fue el único sobreviviente. La National Transportation Safety Board está investigando el caso.

Último llamado

 “¡Zero Lima Hotel, mayday, mayday!”, comunicó el piloto a la torre de control de La Guardia Airport, desde el Eurocopter AS350’s patente N350LH, dando referencia de dónde se encontraba, minutos antes de la caída.

“Lima Hotel, ¿estás bien?”, contestó un controlador. “Falla de motor”, repitió Vance varias veces.

El piloto llevaba nueve años volando y según explicó a la policía él no quería que el helicóptero cayera en el Central Park, por eso lo llevó al río.

Según el experimentado instructor y piloto de helicóptero Cliff Browne, esa decisión podría haber sido la que llevó a la muerte de los cinco pasajeros.

Según se ve en el video del accidente, el piloto estaba realizando una maniobra que se conoce como “autorotación de emergencia”, usando la energía del aire que pasaba por los rotores del motor para que el frente del helicóptero vaya hacia arriba y que toque el agua de la manera menos brusca posible.

“El piloto la verdad que lo hizo perfectamente, pero el helicóptero cedió, los pasajeros no pudieron salir y se ahogaron”, detalló Browne.

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *