¿Aborto obligatorio para casos de síndrome de Down en Islandia?

1201

Un fuerte rumor ha estado corriendo desde hace algunos años, sobre el porcentaje de bebés con síndrome de Down que nacen en Islandia, que resulta ser extraordinariamente bajo. Lo alarmante es que esto se deba a la práctica “obligatoria” del aborto, en mujeres que se les detecten fetos con dicha malformación genética.

Pero, ¿Será esto cierto?, ¿De dónde surgió tal rumor?. Veamos el panorama general, para entender. En Islandia sólo nacen dos o tres niños con este síndrome, al año, dándole incluso a la mujer el poder de decidir sobre qué hacer con su embarazo hasta haber cumplido las 16 semanas de su gestación.

Desde el año 2005, los médicos se apoyan de ciertas pruebas prenatales, para confirmar si los fetos han desarrollado o no alguna malformación genética. Ese procedimiento es una combinación de imágenes de ultrasonido más un análisis detallado de la sangre de la madre, por lo que su efectividad se ubica en más del 80%, lo cual se traduce en que es una prueba muy precisa y con resultados reales para las futuras madres.

De acuerdo con la información que manejan quienes realizan ese tipo de estudio, se conoció que ninguna mujer es obligada “por ley” a terminar abruptamente su embarazo, si ésta entiende que su bebé nacerá con síndrome de Down. Los investigadores médicos revelaron que es la mayoría de las madres la que toma el aborto como única opción viable.

La situación por supuesto generó el rechazo de las comunidades más conservadoras del país, que ven esta práctica como una especie de “exterminio” hacia quienes se les considera como seres inferiores que no merecen una oportunidad de vivir, como otros.

Bonnie Rochman, periodista y escritora del libro “The Gene Machine” que habla sobre cómo la tecnología genética ha cambiado la forma en que podemos tener bebés, expresó su opinión en torno al tema.

Nos estamos acercando a la pasada era de la eugenesia. En otras palabras, el síndrome de Down y otras condiciones similares, que padecen personas que no pueden cursar un doctorado o hacer física cuántica, son vistos a menudo como impedimentos más grandes a una vida digna de ser vivida”, indicó para una publicación impresa.

En contraste, Hulda Hjartardottir, doctora a cargo de la Unidad de Diagnóstico Prenatal del Hospital Universitario Landspitali, declaró que siguen naciendo bebés con dicho síndrome, aunque sí ha habido abortos, pero también existe un registro de al menos 22 casos de nacimientos con este trastorno, entre 2007 y 2014.

Los bebés con síndrome de Down siguen naciendo en Islandia. Siempre les recordamos a las madres que es su vida, así que ella tiene el derecho de elegir, si quiere terminar con ese embarazo o asumir lo que está por llegar. Nosotros no consideramos el aborto como un asesinato. Es un derecho de la mujer”, puntualizó la doctora.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *