Abogada de Milagro Sala apelará la condena de 13 años

52

La abogada de Milagro Sala, Elizabeth Gómez Alcorta, confirmó que apelará ante la Corte Suprema de Justicia y la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) la condena de 13 años de prisión contra la líder de la Tupac Amaru en la causa de los “Pibes Villeros”, que investigó el desvío de fondos públicos.

Vale recordar que la justicia condenó e inhabilitó a Sala a prisión para ejercer cargos públicos por la causa Pibes Villeros. Se le acusa a la líder de la Túpac Amaru de ser jefa de una asociación ilícita y mientras la señalaron como coautora de fraude a la administración pública y extorsión.

Asimismo, la Fiscalía solicitó para Sala 22 años de prisión para Sala, a quien acusaban de “defraudar de forma sistemática a la administración pública provincial”.  Por su parte la defensa pidió la absolución y denunció “serias irregularidades” en las acusaciones contra la dirigente social.

Vea también: Fiscal en causa de Aída Ayala dio detalles de la investigación

A pesar de la sentencia Milagro Sala defendió su inocencia

Antes de que las juezas dictaran la sentencia, los 30 imputados hicieron uso de sus palabras finales, donde Milagro Sala reafirmó la inocencia suya y de sus compañeros. “No robamos, nunca robamos nada, no mentimos, y somos trabajadores, no somos flojos”, expresó la dirigente, según informa el diario Somos Jujuy.

Tomando en cuenta el requerimiento de citación a juicio que formuló el fiscal de Investigación, Diego Cussel, acusa a Sala de dirigir, organizar y ordenar el accionar colectivo de un grupo de personas pertenecientes a la Tupac Amaru, mediante “el despliegue de medios intimidatorios, utilizando el esquema de actuación de la misma y subvirtiendo la figura jurídica de las cooperativas de trabajo” reunidas en dicha organización.

“El objetivo inequívoco era defraudar de forma sistemática a la administración pública provincial, en provecho propio, y/o de integrantes de dicho grupo y/o de terceras personas”, según menciona la acusación.

Finalmente, aunque aún los fundamentos finales de la condena se conocerán en 10 días, la hipótesis de la justicia es que los integrantes de la organización cobraban cheques por ventanilla en diferentes entidades bancarias por hasta $50.000, y después se depositaba el dinero en efectivo en bolsos, para trasladarse por personas del círculo de confianza de Milagro Sala, en vehículos, a su domicilio particular o a la sede de la Organización Social Túpac Amaru.